De lo individual a lo cooperativo

Llevo unos años trabajando como diseñador web freelance, es una buena formula para ser tu propia empresa y tu propio jefe, para decidir el tiempo que trabajas, el horario, cuánto ganas, etc. Pero por muy bien que te lo plantees no deja de ser una experiencia completamente individual, los problemas los afrontas sólo y los beneficios son personales. No esta mal. Pero ¿qué hay si pudieses tener esta misma formula de manera colectiva? Continuar leyendo “De lo individual a lo cooperativo”

Internet 2, web 2.0 vs usuarios 1.0

La tecnología avanza de manera precipitada, las prestaciones de los dispositivos tecnológicos crece de manera desmedida, los lenguajes de programación de integran y se desarrollan sin medida creando cada día aplicaciones más complejas… pero la mayoría de los usuarios apenas utiliza el 10% de estas posibilidades o ¿Me equivoco?

¿Una red social en Internet?

web 2.0A la brecha en alfabetización digital de la que tanto se habla hay que añadirle una brecha cultural y generacional que condiciona el uso de las nuevas aplicaciones de Internet.
Entre ellas, Facebook y MySpace cada día son más familiares, las escuchamos por la TV, la radio o leemos en los periódicos ¿Pero qué significan?
Estos software de “redes sociales” en Internet son servicios gratuitos que proporcionan diferentes empresas privadas que se basan en la teoría de que toda la gente del planeta está conectada a través de no más de seis personas y buscan generar un espacio “virtual” para el encuentro entre personas, la comunicación, la creación de comunidad, la cooperación y el intercambio de información. Su éxito se debe a que a través de ellas podemos encontrar amigas y amigos, intercambiar fotografías, mensajes, vídeos, juegos y emociones, lo que las convierte en aplicaciones muy útiles, no sólo para el contacto, sino también para el trabajo y la organización a distancia. Sin embargo, toda esta información queda almacenada en las bases de datos de las empresas. Se presume que con ella se están generando perfiles de usuarias y usuarios que después son vendidos para campañas publicitarias, por ejemplo. Ya que estas aplicaciones y servicios no disponen de una licencia y software libre no podemos saber cómo utilizan y manejan nuestros datos. Un riesgo que tenemos que asumir si queremos utilizarlas, aunque siempre podemos también optar por herramientas libres o servicios que operen bajo licencias libres.
Pero lo cierto es que podemos aprovecharlas como plataformas políticas y sociales debido al alto impacto y penetración que tienen en la población, sobre todo entre las nuevas generaciones.